Comparte

Hasta la fecha, la Academia Sueca le ha entregado el galardón a 114 personas. Este premio, que es otorgado desde 1901 a “escritores que sobresalen por sus contribuciones en el campo de la Literatura”, ha sido entregado a 11 escritores de la lengua española.

El primero fue José Echegaray (España), en 1904. Entre sus obras se destacan El gran Galeoto (1881), Mariana (1891) y La calumnia por castigo (1897).

Foto tomada de internet

       Luego, en 1922, el dramaturgo, director de cine y guionista español Jacinto Benavente recibió el reconocimiento por parte de la Academia Sueca. Fue un gran defensor de la lengua española. Dentro de sus aportes a la literatura se destacan: Los intereses creados, Señora ama y La malquerida.

Foto tomada de internet

En 1945, la profesora y poetisachilena Gabriela Mistral se convirtió en la primera y única mujer de la literatura iberoamericana, hasta la fecha, en recibir el galardón. Entre sus obras más destacadas se encuentran Desolación, Sonetos de la Muerte y Antología.

Foto tomada de internet

Después de 11 años, nuevamente se condecoró a un escritor hispanoparlante. Fue para el español Juan Ramón Jiménez, en 1956, reconocido por su poesía lírica y la presencia de esta en su obra narrativa. Autor de la célebre obra Platero y yo. Un gran parte de su vida la pasó en Puerto Rico, país al que llamó su segunda patria.

Foto tomada de internet

 El quinto escritor fue Miguel Ángel Asturias (Guatemala), quien en 1967 recibió el Nobel por darle relevancia a la literatura latinoamericana en el panorama internacional. Fue precursor del Boom latinoamericano. Hombres de maíz es considerada su obra maestra.

Foto tomada de internet

El poeta chileno Pablo Neruda, llamado por Gabriel García Márquez ‘el poeta más grande del siglo XX’, fue premiado en 1971. Veinte poemas de amor y una canción desesperada, es una de sus más célebres obras.

Foto tomada de internet

Poco tiempo después, en 1977, Vicente Aleixandre, poeta español perteneciente a la generación del 27, se llevó el premio a casa por ser uno de los más grandes poetas de la época, por sus obras La destrucción o el amor y Poemas de la consumación.

Foto tomada de internet

En 1982 el turno fue para un colombiano, el primero y el único hasta el momento, en recibir un Nobel. El realismo mágico de Gabriel García Márquez lo hizo merecedor de este premio. Su obra Cien años de soledad (1967) ha sido traducida a 49 idiomas.

Foto tomada de internet

El español Camilo José Cela, además de recibir el Premio Príncipe de Asturias, el Premio Cervantes, también obtuvo el Nobel, en 1989. Por casi medio siglo fue académico de la Real Academia Española. La Colmena y San Camilo son algunas de sus novelas destacadas.

Foto tomada de internet

Iniciando los 90, el escritor mexicano Octavio Paz se suma a la lista. El Laberinto de la soledad (1950), su libro más conocido, es una colección de nueve ensayos sobre la mente del mexicano y su vida en sociedad.

Foto tomada de internet

Y finalmente, en 2010, Mario Vargas Llosa, escritor nacido en Perú con nacionalización española desde 1993, fue condecorado por la Academia Sueca “por su cartografía de las estructuras de poder y sus imágenes mordaces de la resistencia del individuo, la rebelión y la derrota”.

Foto tomada de Internet