Comparte

Desde 1999, la Unesco conmemora la poesía con el objetivo de apoyar la diversidad lingüística a través de la expresión poética y fomentar la visibilización de aquellas lenguas que se encuentran en peligro.

Aprovechamos este día, para destacar algunos de los poetas que han nacido en Santander y que han creado memorables versos y sonetos.

Ramiro Lagos nació en Zapatoca, en 1922. En 1953 publicó en España su primer libro de poemas titulado Canción entre roca y nube. Organizó el Primer Festival de Poesía Colombiana, en 1958.

El mirador del Guane

Es el mirador del Guane

un alto cielo de roca,

ventanal de Zapatoca,

para mirar el paisaje,

descorriendo el cortinaje

del sol en dorada nube.

Allí el turista se sube

y su inspiración se inquieta

hasta volverse poeta

por una musa querube.

Luz Helena Cordero nació en Bucaramanga, en 1961. Ha escrito libros de poesía como Óyeme con los ojos (1996) y Cielo ausente (2001). Recibió en 1997 la Mención de Honor Premio Mundial de Literatura José Martí, en Costa Rica.

Cotidiana

Pasa una ambulancia en busca de un herido,

da vueltas el sonido rojo

ávido de golpes, de caídas,

buitre que ruega al cielo su alimento.

Todos nos revisamos el cuerpo

no sea que exista un agujero

y por ahí se nos escapen las ganas de movernos,

de empujar los zapatos.

Alguien ha visto pasar nuestro nombre

en el desfile de los rezos.

Es posible que ya estemos muertos

y sigamos erguidos como troncos

que engañan a los pájaros.

Julio César Correa, de Bucaramanga, es dibujante y poeta. Ha sido ganador del V Concurso Nacional de poesía Julio Cortázar, y del Concurso Nacional de Poesía Carlos Héctor Trejos.

El fuego de los años

Coles y ajos en el jardín de la abuela.

Un solo escrito en la ventana

Apenas calienta la limonaria y el cidrón.

Un viejo árbol aún sopla en el verano.

Revuelve con tus manos la tierra

Que agradecida te devuelve el tiempo

Para que sigas caminando

Sobre el lento fuego de los años.

Guillermo Velásquez Forero nació en San Vicente de Chucurí, en 1954. Es poeta, cuentista y narrador de minificciones y de literatura infantil. Ha sido publicado en revistas internacionales como Quimera, de Barcelona.

Condena del durmiente

Sobre un hombre desnudo que duerme plácidamente

pende una soga con un intrincado amarradijo.

Si el durmiente no logra soñar la clave para desatar el nudo,

al despertar, será ahorcado.

Andrea Cote Botero nació en Barrancabermeja, en 1981. Su antología de poemas Puerto Calcinado ha sido traducida a idiomas como el inglés, italiano, árabe y macedonio. Su versión en italiano recibió el premio Citta di Castrovillare a mejor libro de poesía editado en Italia (2010).

Desierto

La tierra que jamás quiso tocar el agua

es el desierto que al norte está creciendo como un estrago de luz.

Pero los hombres que han visto el despoblado

-su amplitud sin sobresaltos-

saben que no es cierto que la tierra esté reseca por capricho,

o sin ninguna bondad;

es nada más su manera de mostrar

lo que transcurre bellamente sin nosotros.